Contexto que le da sentido a la propuesta

En el Departamento de Norte de Santander, la implementación de los Laboratorios inició en el año 2005 y se proyectó hasta el año 2008, bajo la dirección de la Unidad de Arte y Educación de la Universidad Nacional de Colombia, grupo constituido en ese momento por Jaidy A. Díaz, Ricardo Arcos, Oscar Ayala y Mónica Romero, quienes, alrededor del tema Sujeto y contexto,desarrollaron tres fases de trabajo a partir de las cuales propiciaron el desarrollo de actividades teórico-prácticas, buscando enfocar elementos de las dinámicas regionales en relación con la formación de los artistas. Igualmente, bajo este derrotero se contextualizó la relación integral entre escuela de “arte-región”, “artista-proceso” y “artista-región”. En este mismo sentido, el equipo de trabajo conformado posteriormente (2008) por Gerardo Barrera y Walter Gómez, abordaron temas como La gestión acción de encuentro

Desde su implementación en el Departamento de La Guajira, en el año 2004, los procesos formativos de Laboratorios generaron gran impacto en cuanto a la investigación y creación de dinámicas artísticas, ya que esta iniciativa se constituiría en la intervención formativa de mayor durabilidad y trascendencia en esta zona del país. A través del proyecto de Agenciamiento Creativo, a cargo del grupo constituido por Víctor Laignelet, Javier Gil y Eusebio Siosi (este último como coordinador local), el grupo realizó un acercamiento creativo a los procesos de los artistas que de una u otra manera venían accionándose en ese contexto. Es así como en su segunda fase, en el año 2006, publican un importante material denominado Acercamientos creativos en La Guajira, en el que identifican los procesos de más de 18 artistas, resaltando las incidencias técnicas, estéticas y conceptuales de sus campos de acción.

 

 El tejido geopolítico, educativo, artístico y cultural de la región 

Tanto el departamento de La Guajira como el de Norte de Santander son escenarios atravesados por el devenir de las dinámicas fronterizas, donde el imaginario colectivo en la construcción de suvenires, la diáspora comercial, la carga simbólica que trae consigo el hecho de delimitar el espacio, los (des)encuentros producto del desplazamiento recíproco, la diversidad y el sincretismo cultural; se accionan como detonantes en la emergencia de contextos y códigos estéticos que, si analizamos a profundidad, constituyen el argumento y razón de ser de los procesos creativos insertos en los sistemas de representación e iconografía del arte regional de estos escenarios. Con base en ello, se hace importante traer a colación la interpretación que el sociólogo jamaicano Stuart Hall plantea sobre el tema, sosteniendo que: «no se puede entender las dinámicas artísticas de los contextos, sin antes comprender las circunstancias socioculturales, políticas y económicas que anteceden a los mismos.»

 

 Enfoque conceptual de la propuesta 

“Más que las similitudes, nos unen las diferencias”
Grupo Curatorial Atarraya

El Laboratorio aborda conceptos que apuntan a dinamizar procesos creativos en la zona fronteriza, reconociendo ésta como un espacio múltiple en el que se propician encuentros y desencuentros socioculturales, que nos llevan a reflexionar sobre un lugar como espacio geográfico y simbólico y sobre los desplazamientos recíprocos como caminos hacia nuevas herramientas para la creación. Esta concepción es bastante cercana a lo que nos plantea Dante Carignano, cuando se refiere al Viaje como un modelo figurativo en el Arte Contemporáneo de América Latina: «El viaje en cualquiera de sus etapas, salida itinerario o llegada, condensa un aspecto fuerte de la experiencia migratoria, el de la pérdida, el de la búsqueda —itinerario trazado o errante— o el del encuentro, lo que le atribuye a la migración geográfica, una dimensión de orden existencial. El viaje geográfico con sus distintos momentos es correlativo al viaje de la vida y los estados del ser».

Así como la diáspora es un encuentro dialógico con el otro y lo diverso, también los procesos curatoriales buscan generar diálogos entre el artista y el curador para el diseño y montaje de la producción artística local. En una misma línea, la curadora Victoria Noorthoorn vislumbra este diálogo espontáneo entre el artista y el curador cuando narra (señalando un tipo de curaduría que se realiza en los talleres): «El curador en situación de catalización y provocación de los trabajos que se realizan en los talleres, o sea, un trabajo de intercambio de ideas y provocaciones de uno en uno, artista–curador, donde también se pierden un poco las nociones de artista–curador y se convierten en dos personas dialogando.»

  

Entre las Artes
Dirección:Cll 74a No 22-07
Bogotá - Colombia 
Teléfono:300 3761
Celulares:321 207 3605 
Copyright © 2007